Víctimas de DDHH se rehabilitan con el apoyo estudiantes, futuros kinesiólogos UCM

Víctimas de DDHH se rehabilitan con el apoyo estudiantes, futuros kinesiólogos UCM

Educación con sentido.

Los estudiantes y académicos de la Escuela de Kinesiología, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la U. Católica del Maule, junto a la Agrupación Movimiento desarrollan programa de atención financiado por el Programa de Reparación y Atención Integral en Salud -PRAIS- del Servicio de Salud del Maule.

El próximo 15 de octubre se celebrará en el Campus San Miguel el cierre del proyecto Clínica Movimiento para pacientes PRAIS, programa que atiende a víctimas de violaciones a los derechos humanos, con el fin de que recuperen su funcionalidad mediante el tratamiento liderado por los alumnos de la Escuela de Kinesiología UCM.

Gracias a los aportes de PRAIS, en el presente año reciben atención un grupo de doce pacientes, los que en su mayoría presentan generalmente complicaciones músculo esqueléticas.

“Con los pacientes trabajamos de una manera lúdica. Es muy positiva la evolución de ellos ya que por sobre el 80 % logra avances importantes en su recuperación”, señaló Rodrigo Cuevas, presidente de Movimiento -organización de estudiantes de kinesiología UCM-, quien atiende a un paciente con patología de rodilla, desgaste articular y degeneración del cartílago.

“Nuestros alumnos realizan evaluación y tratamiento kinésico a la población PRAIS de ex detenidos políticos, que sufrieron tortura física y que presentan secuelas traumatológicas diagnosticadas por especialistas”, comentó Isabel Rebolledo, directora de la carrera.

 

Vínculo terapéutico

 

Destaca en el desarrollo de esta labor el vínculo terapéutico que se genera entre el paciente y el futuro profesional de salud, y que muchas veces va más allá de la relación netamente profesional, siendo el Ministerio de Salud el organismo que orienta el trabajo de rehabilitación que reciben los pacientes.

Es el caso de José Luis Muñoz quien, junto a la futura kinesióloga Raquel Parra, trabaja la recuperación de la movilidad articular de sus piernas con el objeto de disminuir el riesgo de caídas, factor que aumenta el deterioro de la salud de adultos mayores.

“Este trabajo ha sido muy enriquecedor porque don José Luis tiene muchas historias y nos cuenta todo lo que ha vivido. He rescatado muchas cosas, no sólo del ámbito clínico, que me permite crecer como profesional y ayudar a más personas, también en lo social”, comentó Raquel, quien interviene aplicando técnicas de equilibrio dinámico y estático, más cambios en la base de sustentación de su paciente.

Por su parte, José Luis Muñoz, destacó que “esto está marcando un hito en Talca. Que la Universidad se abra a sectores que nunca podríamos tener atención kinesiológico es una cosa muy satisfactoria. Siempre lo he dicho, tenemos que agradecerle a la Universidad, a la Organización Movimiento, a los alumnos de Kinesiología y al PRAIS sobre lo que están haciendo”.

No toda la gente piensa que sectores como nosotros podamos tener atención, antes caminaba con dificultad y ahora bien. Tengo seguridad y valentía en mi caminar gracias a los alumnos, quienes dejan de lado estudios y otras responsabilidades para dedicarse a gente como nosotros”, agregó el paciente.

 

PRAIS

 

Este trabajo tiene un doble propósito, por un lado la rehabilitación de patologías kinésicas de los pacientes PRAIS, y por otro, lograr sensibilizar a los estudiantes, quienes serán futuros profesionales en la Red de Salud tanto pública como privada, en el trauma psicosocial y de sus secuelas físicas y psicológicas, tal como lo comentó Andrea Cerda, coordinadora regional de PRAIS.

“De esta manera, y través del vínculo estudiante/paciente, se logra la comprensión y conocimiento respecto del fenómeno sociopolítico de traumatización extrema que se vivió en Chile desde 1973 a 1990, logrando una mayor sensibilidad con el compromiso de reparación a través del respeto de los derechos humanos”, indicó la coordinadora.

Para la profesional de salud también es muy destacable, que el dispositivo de atención kinésica planificado y organizado por los estudiantes, contemple actividades que permiten no solo una rehabilitación funcional motora, sino un espacio de acogida, comprensión y escucha, impactando positivamente en la salud integral del paciente PRAIS.

“Como Programa PRAIS del Servicio de Salud Maule, nos sentimos profundamente agradecidos del apoyo de las autoridades de la U. Católica del Maule y especialmente de los estudiantes y docentes quienes con su vocación de servicio y profesionalismo, han permitido concretar a través de un convenio de colaboración esta innovadora y única experiencia dentro de los 29 PRAIS a lo largo de Chile desde el año 2012 a la fecha, atendiendo a más de cien pacientes PRAIS con resultados visibles, participando en este proceso más de 160 alumnos voluntarios de la Organización Movimiento”, indicó Andrea Cerda.

Actualmente son 24 voluntarios los que participan en Agrupación Movimiento de Kinesiología UCM, tema sobre el cual el coordinador realizó un llamado a otros estudiantes para que se sumen a esta y otras actividades de corte social que se desarrollan permanentemente durante el año.

“Está abierto el llamado preferentemente alumnos de cursos superiores para sumarse a esta iniciativa. Hoy lideramos el programa PRAIS, entregando atención kinésica de alto nivel”, manifestó Cuevas.

Este llamado hoy cobra especial sentido con la realización de las Olimpiada del Adulto Mayor, el 19 de octubre en el Campus San Miguel de la UCM, donde participarán más de 120 participantes provenientes de la Unión Comunal del Adulto Mayores de Talca, y con el apoyo del Servicio Nacional del Adulto Mayor -Senama-.