AAAA

“UCM tiene un muy buen perfil de acreditación y la mayoría de sus programas acreditados”

Jefe Agencias y Pregrado de la CNA, Alonso Núñez.

Mejora permanente en función de los propios propósitos de la Institución es el foco de los 12 nuevos criterios de acreditación de pregrado agrupados en tres dimensiones: Propósito e Institucionalidad de la Carrera o Programa, Condiciones de Operación y Resultados y Capacidad de Autorregulación.

Importantes adecuaciones del sistema de acreditación de pregrado, que van en la línea de contar con procesos cada vez más simplificados sobre la gestión académica de cada programa, son los que compartieron los representantes de la Comisión Nacional de Acreditación -CNA- en la Universidad Católica del Maule, instancia facilitada por el Departamento de Aseguramiento de la Calidad de la Corporación.

Esta actualización, explicó Alonso Núñez, Jefe Agencias y Pregrado de la CNA, responde  a que hoy en términos generales en Chile ya se cuenta con un camino avanzado en materia de acreditación, siendo hoy necesario instalar el mejoramiento continuo en la educación superior.

“Hoy tenemos mucha experiencia, y la UCM tiene un muy buen perfil de acreditación y la mayoría de sus programas acreditados, por tanto ya pasamos de la etapa de tener algo a la de tener y que sirva de algo el criterio, el que debe apuntar a una mejora más en profundidad de la gestión académica de los programas”, señaló Núñez.

Actualmente, los criterios son propósitos, integridad, perfil de egreso, plan de estudios, vinculación con el medio, organización y administración, personal docente, infraestructura y recursos para el aprendizaje, participación y bienestar estudiantil, creación e investigación por el cuerpo docente, efectividad y resultados del proceso formativo y autorregulación y mejoramiento continuo, temas sobre los cuales reflexionó la comunidad universitaria convocada a la cita desarrollada en el auditorio Monseñor Manuel Larraín del Campus San Miguel.

Mecanismo de mejora

“Queremos que lo que lo que la Universidad quiere hacer y declara hacer, se haga bien, lo que significa tener mecanismos de mejora”, agregó el expositor.

A juicio de Núñez, es muy relevante que las instituciones de educación superior mantengan relación con sus egresados, siendo uno de los “mejores detectores de problemas. Si no se tiene contacto con los egresados no puedo saber si un profesional de salud por ejemplo tuvo que realizar un curso de especialización para poder ejercer su profesión en el campo laboral. Se pueden detectar falencias o potencialidades que no estaban bien trabajadas”.

Al ser consultado sobre los cambios que traerá la Ley de Educación Superior en materia de acreditación, el experto señaló que “como CNA hemos colaborado permanentemente con la iniciativa del Gobierno. Fuimos parte de lo que se instaló en el Consejo Asesor. Tenemos algunas dudas sobre la acreditación integrada institucional o de programas, pero efectivamente estamos completamente de acuerdo con que se deben realizar cambios en cuanto a la obligatoriedad de la acreditación para las instituciones de educación superior, estamos de acuerdo que se debe mejorar la composición de la Comisión Nacional de Acreditación y que la no acreditación debe tener algunas consecuencias, las que pueden ser de financiamiento o de funcionamiento”, tema que invitó a conocer en detalle en el sitio web www.cnachile.cl .