22222

UCM dicta Especialización en Cuidados Críticos del Adulto

Dra. Viviane Jofré dictó clase inaugural.

Como una forma de aportar al trabajo que desarrollarán los nuevos centros de alta y mediana complejidad que entrarán en funcionamiento en la región, específicamente en las comunas de Talca, Linares y Curicó, es que la Universidad Católica del Maule a través de su Departamento de Enfermería abrió la Especialidad en Cuidados Críticos del Adultos -ECCA-, programa que celebró su inauguración con la presencia de la Dra. Viviane Jofré Aravena, decana de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Concepción.

En su visita, la invitada compartió que “tenemos un problema a nivel país sobre legislar respecto de las especialidades en enfermería, pero por otro lado desde hace mucho tiempo los profesionales de enfermería nos hemos preocupado de ser competentes en lo técnico dados los avances científicos y tecnológicos. Especialmente en unidades críticas como es la atención adulto y pediátrico, que son áreas deficitarias”.

La especialidad que en la UCM dirige la Dra. Paula Ceballos, a juicio de la decana, da respuesta a la necesidad de los profesionales de la región para adquirir el fundamento que va más allá del entrenamiento repetitivo de labores, todo para brindar una mejor atención a los pacientes.

“Es necesario y bueno que los recintos hospitalarios formen equipos de salud con enfermeras especialistas y generalistas para que puedan compartir las tareas que significa la atención de la familia del paciente crítico”, indicó la especialista en cuidado informal en salud, salud infantil y neonatal.

Chile al debe

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico -OCDE-, comentó la invitada, Chile se mantiene entre los países con menor cantidad de enfermeras en relación a la cantidad de pacientes del sistema de salud, tema sobre el cual expresó que “lamentablemente estamos al debe con eso, en el sistema público el número de plazas no ha aumentado. De hecho se han ido modernizando los hospitales pero no tienen personal capacitado para ello. Por otro lado, las enfermeras hemos accedido a los puestos de trabajo por azar y no al puesto que se aspira, más bien al que se presenta. Eso es un desafío como colectivo de enfermería, lograr que se certifiquen las especialidades y que entremos al mismo sistema de los médicos”.

Para alcanzar esta tarea, a juicio de la decana es clave resguardar la calidad de los programas de formación, ya que con el aumento de la demanda por enfermeras existen más de cien programas de educación superior.

“Lo importante de ser especialista no solo está basado en ser un especialista técnico en un área determinada, sino cómo a partir del conocimiento adquirido se es capaz de generar nuevo conocimiento para aportar a la disciplina de la enfermería, promoviendo cambios innovadores y elevar el estigma social sobre la enfermería, solo como apoyo del equipo médico”, concluyó.