6341b46008

Mujeres investigadoras en la U. Católica del Maule

Entre la academia y la diversidad de roles.

De los once premios nacionales en Cs. Naturales, dos han sido adjudicados a mujeres. Uno de los diez premios nacionales en Cs. Exactas ha sido entregado a una investigadora y ninguno en historia. Éste es uno de los ejemplos más elocuentes del panorama de la inclusión femenina en el mundo científico en Chile, lo que se refleja con diversos matices en las universidades del país.

Se ha hecho necesario establecer una política de género que impulse la inclusión femenina en el desarrollo de la investigación en Chile. Sin embargo, aunque los esfuerzos se destinen a potenciar la participación femenina, las investigadoras de la U. Católica del Maule coinciden en que una buena política debe establecer más que paridad, condiciones que favorezcan su desempeño.

Las investigadoras, en general, valoran la generación de estas políticas, pues merman las barreras de género en el acceso a la investigación. La Dra. Susan Sanhueza, directora de la Postgrado, destaca los factores que inciden en el éxito de mujeres que optan por el trabajo intelectual a través de la investigación, “las redes de colaboración con otros investigadores, una formación de excelencia, compromiso institucional y presencia en el medio nacional e internacional”.

En este sentido, concluye, “la U. Católica del Maule ha optado por convertirse en una universidad compleja y la participación de las mujeres en diferentes tareas es fundamental”.

“En el ámbito científico te encuentras en un contexto que históricamente ha sido desarrollando en un ambiente masculino, que por ser mujer te genera muchas desventajas para ser un matemático productivo”, señala la Dra. Maitere Aguerrea, quien se dedica al área de ecuaciones diferenciales y, actualmente, se encuentra ejecutando un proyecto Fondecyt de iniciación.

A su juicio, “los tiempos que dedicamos a resolver problemas de investigación, en muchos casos, son menores frente a los tiempos que dedica un hombre en el mismo problema”.

En la misma línea, Cecilia Olivarí, doctora en Psicología, argumenta que la maternidad y las responsabilidades del hogar la han llevado a hacer renuncias en su carrera profesional. “Por ahora, que estoy con hijas muy pequeñas no ir a un congreso que implique un desplazamiento mayor ni menos pensar en una estadía. Es un tema difícil”.

6341b46008

Las investigadoras que se desarrollan en esta área esperan que se asuma que, como mujeres, cumplen diversos roles además del trabajo y desean que se avance en políticas de conciliación familiar. En eso coinciden las académicas de la U Católica del Maule, Cecilia Olivarí, Leidy García, Patricia Barahona y Maitere Aguerrea.

Nueva política de Conicyt

En su manual de lenguaje inclusivo, Conicyt enumera los premios nacionales y los escasos nombres de las mujeres que los han obtenido, con el objeto de evidenciar un panorama de la realidad histórica de la investigación en Chile.

Consciente de este escenario, se desarrolló la Política de Inclusión de Género, hecho que las investigadoras reconocen como un gran avance. “En el tema del financiamiento hay consideraciones. Por ejemplo, la entrega de los informes a Fondecyt es distinta cuando tienes un hijo, se respetan los tiempos de pre y postnatal. Sin embargo, las exigencias son las mismas, tomando en cuenta que al retomar la actividad, la productividad disminuye porque hay un tiempo en que no estuviste inmersa en el tema de investigación, por razones obvias, y retomar el ritmo inicial ya no es tan fácil”, explica Patricia Barahona, doctora en Química.

Por su parte, Leidy García, doctora en Economía, considera que la sociedad en general se está dando cuenta de lo necesario que es potenciar la inclusión.

“Hubo cambios en la legislación chilena que permiten insertarse mejor en cualquier campo laboral a la mujer. Acabo de llegar de la Asamblea Anual de la Academia Mundial de Ciencias en Omán (suroeste de Asia) donde hubo dos discursos: sobre rol de la mujer en la investigación y premiaron en cada una de las áreas como forma de estimular la participación. Cada vez se está nivelando más la cancha entre hombres y mujeres en el área de la investigación”.