aassss

Estudiantes de Educación Física y Enfermería fortalecen su compromiso con Fundación Las Rosas

El trabajo está enfocado en la rehabilitación física, labores de aseo y confort, además de evaluaciones de salud.

Fomentar la rehabilitación física y brindar una atención de calidad a los adultos mayores de la Fundación Las Rosas, fundamentalmente a aquellas personas que producto de la inactividad tienen problemas graves de salud, son sólo algunos de los propósitos que tienen los estudiantes de Enfermería y Educación Física de la U. Católica del Maule.

En el caso de la Escuela de Enfermería, diez estudiantes de segundo año comenzaron su proceso de práctica en la Fundación. La directora de la Escuela de la Sede Curicó, Carolina Flores, destacó que para los jóvenes es una tremenda experiencia, tanto en la dimensión profesional como humana.

“Ellos realizan labores de aseo y confort, las evaluaciones iniciales de enfermería ?el primer acercamiento con el paciente-. Estarán cerca de dos meses en el periodo de práctica clínica”, describió la directora.

Ir más allá

Pero el compromiso de los jóvenes va más allá, es así como desde el Centro de Alumnos de la Escuela de Enfermería formarán un grupo de voluntarios, quienes visitarán de manera permanente a los adultos mayores de la Fundación.
“Acá en el voluntario se pueden hacer hartas cosas. El acercamiento con el adulto mayor no es lo mismo en el papel que verlo aquí, hay muchas necesidades y pocos recursos”, explicó Juan José Ramos, presidente del Centro de Alumnos de Enfermería, Curicó.

Esto también fue destacado por el capellán de la institución, padre Andrés Ariztía de Castro, quien recalcó que “tenemos nueva comunidad religiosa y estamos introduciendo con más fuerza las terapias ocupacionales, las kinesiológicas y, lo más importante, el trabajo con universidades como la enorme contribución que hace la Universidad Católica del Maule con sus estudiantes de Educación Física y Enfermería”.

El sacerdote -quien estuvo presente el 13 de mayo, fecha en que la institución cumplió 17 años en Curicó- agradeció a todos los amigos de Fundación las Rozas que los apoyan económicamente. “Cada adulto mayor tiene un costo $650.000 con todos sus condicionamientos de salud incluidos, su alimentación de calidad, calefacción, etc. Es nuestra gratitud a todos los chilenos que hacen posible esta caridad”, expresó.

Rehabilitación física

Movilidad articular, estiramientos y, con aquellos que su estado les permitía, estimulación cardiovascular son parte de las tareas que los 70 estudiantes de Educación Física UCM realizan con los adultos mayores de la Fundación.
El docente Mario León explicó que “repetimos lo mismo que el año pasado, a cada abuelo hicimos fichas individuales, entonces los estudiantes vienen martes y jueves, ya con una base. Es una experiencia que acogimos el año pasado, se han logrado conectar con ellos en una realidad, una relación más empática”.

Los jóvenes realizaron un diagnóstico que les permitió evaluar el estado físico en que se encontraban los adultos mayores y, a partir de eso, se inició la atención de manera personalizada.

Pero no sólo hacen un trabajo con los adultos mayores. “También hay que cuidar al que cuida, así que también con los cuidadores, los jóvenes hacen un trabajo de 15 minutos llamado pausa activa, en que nosotros les hacemos baile entretenido, juegos recreativos, con el fin de que en ese tiempo ellos puedan compensar, en parte, todo el estrés que viven a diario”, destacó el académico.