ca852da674

Enfermería UC del Maule participó en Navidad del Policlínico de Alivio del Dolor

En Hospital San Juan de Dios de Curicó.

Una emotiva participación tuvieron los alumnos de la carrera de Enfermería de la UCM durante la celebración de la Fiesta de Navidad 2014 de los pacientes del Policlínico Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios de Curicó.

La ya tradicional actividad, realizada este 16 de diciembre en el Liceo Politécnico San José de Curicó, fue coordinada por alumnos de la carrera de Enfermería, dependiente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la U. Católica del Maule.

El evento artístico congregó a cerca de 150 personas y favoreció a todos los pacientes que se atienden en este lugar y que padecen patologías terminales.

Amor y entrega

Según Mariela Barbuena, enfermera y directora del Policlínico del Dolor y Cuidados  Paliativos, la participación de los alumnos de Enfermería de la UCM tal como en los otros años fue excepcional.

“Desde que llegaron los alumnos de la Universidad Católica del Maule, se ha notado un aporte maravilloso. Son alumnos especiales, es el tercer año que participan con nosotros y se les ve muy entusiasmados, no tan sólo acá, sino en el mismo policlínico, las experiencias que comparten con los pacientes es un sello único de ellos” enfatizó Mariela Barbuena.

“Esta actividad es una especial vinculación con nuestro campo clínico que es el Hospital de Curicó, hay un gran esfuerzo de nuestros alumnos para hacer de esta fiesta un momento muy emotivo y especial”, dijo Carolina Flores, directora de la carrera de Enfermería de Curicó.

Experiencia vital

Dicho Policlínico, atiende a pacientes con patologías cancerígenas terminales con dolor. Todos los estudiantes de tercer año pasan allí ocho horas durante el año, donde tienen contacto con pacientes y sus familias.

La enfermera y docente de la UCM, Flérida Rivera, destacó los aprendizajes que logran los alumnos durante su paso por el recinto de salud. “Conocen la realidad del paciente en su etapa terminal, conocen cuál es el manejo de los analgésicos y todo lo que tiene relación con los cuidados especiales que deben recibir. En esta etapa, a diferencia de otras,  hay un contacto muy directo con los familiares de los pacientes, donde se les entrega apoyo emocional, experiencia es muy enriquecedora”.