843e3e3209

Continúa Preuniversitario realizado por estudiantes UCM luego de exitosa experiencia 2015

Jóvenes se prepararán todo el año para la PSU.

El 4 de abril se dará inicio a una nueva versión del Preuniversitario Tralka UCM, iniciativa que fue todo un éxito el pasado año y que repetirán los estudiantes de la U. Católica del Maule junto a 80 alumnos escolares de alta vulnerabilidad, para que rindan la PSU bien preparados.

Sebastián Ferradas, fue uno de los que se benefició el 2015 con el llamado Preuniversitario Popular. Egresado el 2014 del Liceo Abate Molina, tras no poder ingresar a la universidad, decidió realizar un año de preuniversitario y prepararse de mejor forma para rendir la Prueba de Selección Universitaria.

Fue en esta búsqueda cuando vio en redes sociales una invitación a inscribirse en esta iniciativa que por primera vez se realizaba en la UCM, la que le trajo excelentes resultados, ya que en la última PSU pudo ponderar 625 puntos, e ingresó a la Escuela de Ingeniería Civil de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería UCM.

“Me sirvió mucho, los profesores siempre estuvieron dispuestos a ayudar. Si tenían una duda la podías plantear personalmente fuera del horario de clases”, comenzó relatando Ferradas, quien luego agregó que “el hecho de que sean estudiantes hizo que uno tenga más confianza para preguntar. Se creó una relación casi de amistad, lo que fue muy útil. Utilizaban nuestro mismo lenguaje para explicar. Vale absolutamente la pena y como además es gratis es una oferta que no se puede desperdiciar”.

Además el hoy novato de ingeniería comentó que el haber estado en el preuniversitario popular ha sido muy importante para adaptarse al mundo universitario “los mismos profesores del preuniversitario me han aconsejado con temas como los profesores, cómo son las clases. Cuando los veo siempre conversamos, me apoyan y me dicen que si tengo dudas me pueden ayudar”.

Las novedades de este año

Si bien la primera experiencia del Preuniversitario Tralka fue muy buena, para este año las clases que se realizarán de martes a viernes de 18.00 a 20.00 horas, tendrán algunas novedades que pretenden continuar mejorando esta iniciativa.

La principal es que para evitar la deserción de los inscritos se va a pedir una matrícula de muy bajo costo ($10.000), la que se devolverá una vez que finalicen las clases. Medida que tal como lo explicó Matías Henríquez, estudiante de 5° de Pedagogía en Lenguaje y uno de los coordinadores del proyecto, se creó para que los inscritos cumplan con ir a las clases, considerando que los cupos son limitados.

El proyecto que busca aportar en la disminución de brecha en educación, poniendo a disposición de los estudiantes y familias con menos recursos de la ciudad de Talca y sus alrededores, un Preuniversitario Popular, contará para su segunda versión con más de 40 voluntarios, que en su mayoría son estudiantes de pedagogía y medicina, además de Rodrigo Medina, profesor de historia, ex alumno de la U. de Concepción, que también se quiso sumar a la iniciativa.

“Tenemos altas expectativas, si el año pasado nos fue muy bien con un solo semestre, este año con mucho más tiempo debiéramos tener mejores resultados”, finalizó Matías Henríquez.