AAAAA

Comunidades se verán beneficiadas con nuevo Centro de Estudios y Desarrollo Regional de la UCM

Ubicado en Aguas Negras, Curicó.

Fortalecer vínculos con la comunidad a través de proyectos formulados colaborativamente, generar nuevos espacios de prácticas y estudios del entorno relacionados con las áreas de investigación es el espíritu que mueve la inauguración del Centro de Estudios y Desarrollo Regional de la Escuela de Trabajo Social “Cedere”, perteneciente a la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas (FACSE) de la U. Católica del Maule.

La vicerrectora académica, Dra. Claudia Concha, destacó que “esto es un sueño de mucho tiempo, aquí hay espacios para construir sueños. Esto nos permite hacer carne la misión de la Universidad”.

El Centro tiene como propósito establecer vínculos con la realidad social a través  del trabajo colaborativo de estudiantes, académicos tanto de la escuela de Trabajo Social como de otras escuelas de la Universidad, y actores comunitarios. “De esta forma, a través de procesos de práctica y de investigación, podamos contribuir en la calidad de vida  de los habitantes no sólo en Curicó, donde actualmente se ubica el centro, sino también en otras zonas de la Región de Maule, donde podamos aportar, en temas referidos a la ruralidad, exclusión social, pobreza, emprendimiento social, tecnologías de la comunicación, entre otras temáticas que actualmente se están desarrollando”.

“De esta forma, nos preocupamos de responder a los exigentes estándares académicos en la docencia, investigación, gestión, así como  también nos preocupa  el  fortalecer la vinculación con el medio a través del Cedere, junto a ello responder a la misión y visión de nuestra Universidad en cuanto a su vocación de servicio a la región, territorios y  personas que la conforman”, ratificó también el decano de la FACSE, Patricio Oliva.

Este Centro, ubicado en el sector de Aguas Negras de Curicó, busca potenciar a los estudiantes en la elaboración de presentaciones en congresos, con el fin de fomentar la problematización de la intervención y temas emergentes.

Por su parte, la gobernadora Cristina Bravo, trabajadora social ex alumna de la UCM, dijo que el Cedere es un trabajo que representa la vinculación que tiene la casa de estudios con el medio y su compromiso con la comunidad.

“Esto es una muestra que la Universidad Católica del Maule está inserta en la comunidad y nos apoya en el desarrollo de las políticas públicas que queremos implementar”, aseguró.

Es así como este nuevo espacio permitirá organizar cursos, jornadas, seminarios, charlas, referentes a temas relevantes para la comunidad. Asimismo, se coordinarán acciones y estrategias con instituciones y organizaciones no gubernamentales, tales como la Fundación para la Superación de la Pobreza, ONG Sur Maule, Cámara de Turismo de Curicó, entre otras.

El alcalde de Curicó, Javier Muñoz, también alabó el funcionamiento de este Centro y aseguró que “nosotros como municipio tenemos la mejor disposición para contribuir, para ser cómplices en una intervención de esta naturaleza”.

El lugar, que fue entregado por la Diócesis de Talca en comodato por tres años, se encuentra ubicado en la población Aguas Negras, al sur poniente de Curicó y está bajo la custodia de la parroquia Cristo Resucitado.

Cabe destacar que el Cedere ya estableció una alianza estratégica con el Centro de Intervención e Investigación Social de la Escuela de Trabajo Social -CIISETS, de la Universidad del Bío Bío-, con el objetivo del intercambio de pasantías de estudiantes y de experiencias que son parte de la apuesta que busca fortalecer el desarrollo de las prácticas sociales en ambas casas de estudio.

El equipo del Cedere está liderado por el director de la Escuela de Trabajo Social, Luis Gutiérrez y la coordinadora María Vinka Moyano, además de la colaboración América Opazo.