Futuras Educadoras de Párvulos UCM conocieron a la especialista Marta Alegría

¿Cómo los niños se acercan a las letras hoy? Futuras Educadoras de Párvulos UCM conocieron las claves

La especialista Marta Alegría expuso la perspectiva de la autora Emilia Ferreiro sobre cómo se aprende a escribir.

Antes de que los niños sepan comprender la escritura, los niños -por distintas vías- se han familiarizado con el mundo de las letras, ya sea porque las ven en televisión, los cuentos o en el celular de sus padres. “El desafío de aprender a leer y escribir. Aportes desde el constructivismo psicogenético”, fue el tema que abordó la académica Alegría, magíster en escritura y alfabetización, quien realizó una charla dirigida especialmente a estudiantes de Educación Parvularia de la U. Católica del Maule.

Marta Alegría enfoca su área de acción en la lectura y escritura de niños con capacidades diferentes.

La visión que entregó la docente fue “una perspectiva que desarrolló una autora argentina radicada en México que se llama Emilia Ferreiro, quien realiza una perspectiva que mi juicio es muy importante que conozcan las educadoras diferenciales, educadoras de párvulos y todos los profesores encargados de la alfabetización a nivel inicial.  Esta perspectiva no es muy difundida en Chile, pero sí en Latinoamérica”.

La psicolingüista Ferreiro hace una tesis en Ginebra, junto al psicólogo Jean Piaget, y desde la perspectiva del aprendizaje del constructivismo psicogenético, se preguntó qué saben los niños de la escritura cuando aún no saben leer ni escribir.

“Ferreiro va descubriendo ciertos niveles de pensamiento que los niños van teniendo y construye toda esta perspectiva y hemos comprobado que es cierta. De ahí los que nos dedicamos a la enseñanza tenemos que saber cómo acogemos esos aportes para ver cómo enseñamos”, explicó Alegría.

Y en este primer acercamiento la tecnología ha llegado a cambiar los esquemas: “La cultura escrita no está distribuida de igual manera en la sociedad. No todos los niños tienen acceso a la tecnología ni al libro ni a la televisión en el país y el mundo. Y estas brechas se notan en el aprendizaje, hay niños que tienen más posibilidad de aprender y de interactuar con lectores y escritores y la diversidad de maneras en que la escritura se expresa que está en lo tecnológico que está en el papel. Quienes tienen acceso a eso claramente tienen mejores oportunidades. El whatsapp, por ejemplo, el niño tiene una pantalla donde están todas las letras, entonces se cuestiona qué pongo, qué saco, todo eso despierta la curiosidad de los niños, los lleva a preguntarse cómo funciona esto. Esos encuentros les permiten a los niños avanzar en ese conocimiento”.