1

Certificaciones de la U. Católica del Maule marcan el sello de la formación integral

Del Instituto de Estudios Generales del plantel como parte de la formación integral de los futuros profesionales.

Desde actividades en contacto con la naturaleza, música, calidad de vida y salud, artes, desarrollo sustentable, liderazgo, responsabilidad social, cine, entre otros ámbitos, la U. Católica del Maule desarrolla cada vez con mayor interés juvenil el plan electivo de Certificaciones, programa definido en el Currículo de Formación General como un conjunto de estudios que complementan la educación disciplinaria y profesional, con el objetivo de desarrollar en los estudiantes una visión integral del ser humano y la sociedad.

En un constante proceso de revisión, que se realiza de manera dinámica y considera la opinión e intereses de los estudiantes lo resultados son muy satisfactorios tanto para alumnos como profesores. ?Estamos contentos con las certificaciones, siempre es un proceso dinámico, van naciendo nuevas áreas y ya en marzo vamos a realizar una nueva feria donde los estudiantes podrán conocer y escoger sus áreas de interés?, sostuvo la académica Claudia Sandoval, coordinadora de certificaciones del Instituto de Estudios Generales.

“Las certificaciones son dinámicas dependiendo de las demandas de los estudiantes -añadió Sandoval- donde algunas han ido evolucionando como el curso de Actividad Física en Contacto con la Naturaleza, que es una de las certificaciones más antiguas. Los estudiantes cuentan con kayak,    van al río o al cerro, la cordillera -como Vilches o El Radal-, lo pasan bien y crecen también en el contacto con la naturaleza y dentro de ello ven varios aspectos como la organización y gestión de las actividades entre alumnos de diferentes cursos, es decir, esto traspasa lo que son las certificaciones”.

Desarrollo Sustentable es otras de las certificaciones que, producto del interés y junto a la mencionada certificación de contacto con la naturaleza, los profesores Marta Fuentealba y Franklin Castillo, editaron un libro de la Colección Textos de Apoyo a la Docencia, denominado “Compendio de Buenas Prácticas Ambientales”.

Asimismo, también se desarrolló una feria de promoción del cuidado medioambiental. “Tenemos estudiantes que han ido al extranjero, a Alemania y España, y desde allí siguen en contacto y colaboración con los profesores, comparando temas ambientales, problemas y normativas de otros países, por ejemplo como lo hacen estudiantes de Ingeniería en Construcción”, explicó la académica.

“Nuestra evolución, desde 2007, siempre se ha dado en función de acompañar el desarrollo curricular que tienen las escuelas, como es la innovación curricular por competencias”, comentó la directora del Instituto, Dra. María Verónica Figueroa.

“Uno como profesor siempre cree que lo está haciendo fantástico, pero en este proceso nos dimos cuenta que tenemos mucho que cambiar, el mundo ha cambiado, los jóvenes han cambiado y teníamos que cambiar nuestras metodologías y enfoques respecto de lo que estamos haciendo, siempre de manera creativa”, puntualizó Figueroa.

Entusiasmo de los estudiantes

Apreciación Cinematográfica  es otras de las certificaciones que ha generado una gran efervescencia entre los jóvenes y como resultado, luego de un año y medio de trabajo, dos estudiantes participaron recientemente en el X Festival de Cine Documental de Chiloé, con trabajos propios de la Certificación, que fueron muy bien recibidos por el público y a pesar de ser aprendices demostraron un nivel por sobre lo esperado frente a escuelas de comunicación audiovisual de todo el país.

“Esta certificación también es un área donde los alumnos han crecido bastante, han producido su material audiovisual incluso con sus teléfonos”, señaló Sandoval.

“El poder realizar este curso, desde el punto de vista teórico-práctico, ha permitido ver que en los jóvenes el lenguaje de la imagen está presente, porque para ellos es más fácil contar una historia a través de imágenes más que la palabra hablada”, explicó el periodista y cineasta a cargo, Diego Spoerer.

2

La música y las artes en general son algunas de las áreas que se han potenciado en los estudiantes de la U. Católica del Maule y que tienen directa relación con el proyecto formativo de personas y profesionales íntegros.

Desde la historia del cine, documentales y cine chileno, se plasman las ideas, técnicas y emociones  donde los estudiantes graban con sus teléfonos, sin dejar de ser un curso exigente. “El perfil es simple -indicó Spoerer- deben tener la capacidad de asombro, de encantarse con las cosas, porque aquí ven películas que nunca antes han visto, porque hoy ven otro cine donde el efecto es más importante que la causa, entonces llegan a mostrar sus trabajos y desarrollan la capacidad de sorprender a otros”.

“Fuimos a Chiloé y la verdad es que las películas que nosotros mostramos no tenían nada que envidiarles a los trabajos de otras escuelas que estudian cine por tres años”, añadió el académico, quien reflexionó que “si pensamos en la universidad como una gran piscina en donde podemos nadar en las aguas de la comunicación, a través de la imagen, y adquirir conocimientos mediante ellas, creo que no sólo habrán mejores películas chilenas sino también mejores audiencias”.

Los alumnos están satisfechos. Así lo manifestaron Viviana Jara y Andrés Correa, quienes representaron a sus compañeros en Chiloé. “Trabajamos desde el año pasado y este año en la producción de cortometrajes y participamos en el festival?, señaló Correa, alumno de Pedagogía en Inglés, agregando que ?durante los tres semestres del curso, ya al segundo año, los alumnos comienzan a preparar cortometrajes de ficción”.

“Fue una buena posibilidad, como universidad estamos capacitados para participar en muestras de este tipo, sin la necesidad de tener una carrera en el área”, añadió Correa, mientras que la alumna estudiante de Pedagogía en Religión y Filosofía, manifestó que “para nosotros, como estudiantes, es muy motivante que se den estas oportunidades”.

Para el año 2015 se vienen más novedades, informó Claudia Sandoval, como las certificaciones en Creatividad y composición musical, Jóvenes, política y sentido social e Inglés para la comunicación intercultural. “Son áreas muy diferentes una de la otra pero cumplen con el sello de las certificaciones y el interés de los estudiantes, a  quienes realizamos encuestas y tenemos mucho contacto con ellos”.

De manera especial, la académica expresó que “existe un compromiso y cariño de los profesores por el trabajo de las certificaciones, y aquí está lo que queremos, formar un alumno integral que es el sello de la U. Católica del Maule, porque aquí vemos otros temas que los enriquecen y les permiten crecer en otras áreas de su vida”.